(Artículo publicado en el Anuario 2016 del Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia)

La igualdad de oportunidades y derechos entre mujeres y hombres se consolidó en 2016 como una de las grandes asignaturas pendientes en la Región de Murcia. A falta de cifras concretas, suficientemente actualizadas, que permitan conocer en detalle la radiografía de la situación a nivel local, el balance anual de iniciativas en esta materia se centró en el anuncio de la redacción del Plan Estratégico Regional de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2016-2020.

El gobierno regional anunciaba la puesta en marcha del proceso de elaboración de contenidos en marzo de 2016, a través de la Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás.  Dotado con 15 millones de euros de presupuesto para sus cinco años de vigencia, lo que se traduce teóricamente en tres millones de euros de presupuesto anual, nació con el objetivo de activar y promover el valor profesional, cultural, científico y deportivo de la mujer a través de la puesta en marcha de políticas públicas.

El documento fue presentado como «una suma de voluntades de los poderes públicos, sociedad civil y ciudadanía», superando las fases de análisis y consulta con los grupos de interés, esta última finalizada en octubre de 2016.

Distintivo de igualdad

La igualdad real pasa por la plena integración de la mujer en el mundo laboral y su desarrollo profesional, razones por las que el citado plan pondrá el acento sobre la empresa mediante la creación de un distintivo especifico, similar al existente a nivel nacional, que permita identificar a las empresas que implanten dentro de la Región de Murcia un plan de igualdad.

La creación de una Red de Empresas Integradoras y del portal integral de recursos de igualdad y violencia de género de la Región de Murcia forman también parte de la planificación plurianual establecida.

El anuncio de un distintivo de igualdad para las empresas ponía el acento sobre las organizaciones económicas y empresariales a la hora de establecer el eje estratégico de desarrollo de toda una serie de acciones, sobre la base de diversas actuaciones desarrolladas previamente para identificar los objetivos a alcanzar.

En este punto alcanzaba especial importancia el estudio realizado por la dirección general de la mujer en colaboración con la Organización de Mujeres Empresarias y Profesionales de la Región de Murcia, OMEP. Bajo el título de ‘Igualdad y conciliación en el tejido empresarial murciano’ el documento, que fue presentado en junio ante la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia, CROEM.

Solo un 20% de directivas

El estudio arrojó claroscuros sobre la realidad de las políticas de igualdad y conciliación en las pymes de la región. Entre los datos más destacados se encuentra la baja presencia femenina en los puestos directivos, dado que solo el 20% de estos se encuentra ocupado por mujeres. Una cifra que nos sitúa muy por debajo de la media europea, que en 2014 era del 33%.

La mayoría de los directivos del centenar de empresas que participaron en el estudio, un 60%, manifestó cultura y conciencia de igualdad, pero admitió carecer de acciones de sensibilización en igualdad y corresponsabilidad, o planes de comunicación interna para dar a conocer las prácticas conciliadoras de la empresa.

El estudio realizado señalaba en sus conclusiones que «a igual categoría profesional no queda clara una retribución igualitaria». Además, las pymes coincidieron en destacar el alto nivel de absentismo que afecta a la mujer en la empresa por causas familiares.

Pese a que la inclusión en la perspectiva de género en las empresas es una asignatura pendiente, tanto en políticas de recursos humanos como en comunicación empresarial, y que por consiguiente no existe una figura responsable de coordinar estas acciones, la elaboración de este informe generó un feedback destacado por parte de las empresas encuestadas. El 35% solicitaron ser asesoradas para sobre la Ley de Igualdad y el 40% manifestaron estar interesadas en implantar un Plan de Igualdad.

Un centenar de empresas murcianas, seleccionadas entre más de cinco mil, con plantillas de entre 10 y 250 trabajadores donde la implantación de un Plan de Igualdad no es obligatorio, fueron escaneadas con el fin de conocer datos concretos sobre la situación real de la introducción de estas medidas en el sector mayoritario empresarial, el de las pymes.

«Comenzamos así a recoger datos que nos ofrezcieran una radiografía real de la situación en que la mujer se encuentra dentro de la empresa, para orientar las políticas de conciliación que permitan modificar los patrones actuales» señaló la presidenta de OMEP, Manoli Marín, quien destacaba además «el alto interés demostrado por estas empresas, pese a los pésimos datos recabados, por conocer con mayor detalle la Ley de Igualdad y por iniciar el proceso de implantación de un Plan».

Ante estos datos, OMEP recomendó iniciar una segunda fase del estudio, de acercamiento a la empresa, para informar, asesorar, formar y tutelar en los procesos de implantación de medidas de conciliación e igualdad.

Mayoría de emprendedoras

Estas cifras contrastan claramente con los datos publicados también a lo largo del año por diversas entidades. Por ejemplo, el informe GEM (Global Entrepeneurship Monitor) presentado en noviembre de 2016 por la Universidad de Murcia.

Los resultados del proyecto GEM en 2015, al igual que los de dos años anteriores, presentan una consolidación del emprendimiento femenino en la Región de Murcia: ya no se trata de una actividad dominada principalmente por los hombres, en ninguna de sus fases de emprendimiento. Según la información anual publicada por este consorcio, los porcentajes más altos se dan en el colectivo de emprendedores nacientes, donde las mujeres alcanzan un 57,1%, muy satisfactorios  si los comparamos con la media nacional, cifrada en el 43,8% de mujeres emprendedoras en fases inicial y/o nueva.

En la misma línea se expresaba el informe publicado por la Asociación de Trabajadores Autónomos, ATA, en marzo de 2016. El documento señalaba que Murcia lideró el crecimiento de empresarias autónomas en 2015 con un repunte del 2,7%, por delante de Baleares y Madrid, que registraron un 2,6%.

Durante 2015 el número de mujeres autónomas se situó en España en 1,1 millones, el 35,2% del total del colectivo de autónomos y 7.579 más que antes del inicio de la crisis económica, mientras que el número de varones registró un descenso del 10,9%, situándose en 250.775 por debajo del de mayo de 2008, lo que equivale a un 10,9% menos.

Observatorio de la Igualdad

En ese contexto, la Organización de Mujeres Empresarias y Profesionales ponía en marcha el Observatorio para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, creado en diciembre de 2015.

Como asociación empresarial entre cuyos objetivos se encuentran el incentivo, el desarrollo y la promoción del cumplimiento de la normativa vigente en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, OMEP se puso manos a la obra para mejorar «todo tipo de situaciones desigualitarias para la mujer en nuestra sociedad».

Sobre la premisa de que la igualdad de oportunidades es un principio de obligado cumplimiento, el Observatorio nació para validar la aplicación del mismo en todos los ámbitos: social, cultural, político y empresarial.

El Observatorio de la Igualdad comenzaba así a dotar de visibilidad aquellas conductas positivas adoptadas, tanto desde el ámbito público como el privado. La primera de ellas, la adhesión al Manifiesto por la Igualdad redactado desde la misma Organización. Un decálogo con los diez principios básicos recogidos en la Ley de Igualdad que se presentó a la sociedad murciana como una declaración de intenciones y un compromiso conjunto para lograr la igualdad real.

Más de un centenar de adhesiones por parte de todos los sectores, empresarial, cultural, institucional y político, validaron la iniciativa de OMEP a lo largo de todo el año 2016.

Nuevo Observatorio Regional

El Gobierno regional en noviembre el mandato de la Asamblea Regional para poner en marcha en el plazo máximo de un año el Observatorio de Igualdad y Violencia de Género, para dar cumplimiento al artículo 8 de la Ley de Igualdad de la Región de Murcia, aprobada en abril de 2007. Una iniciativa de Podemos que salió adelante por unanimidad de todos los grupos parlamentarios; Ciudadanos, Socialista, Popular y el proponente, Podemos.

En su defensa de la moción, la diputada María Ángeles García Navarro defendió la necesidad de implantar el Observatorio «para el control de las discriminaciones que por razón de sexo se dan en todos los ámbitos de la sociedad aunque también para la plena incorporación de las mujeres en cada uno de ellos».

García Navarro destacó la necesidad de estudiar la situación de las mujeres murcianas en los campos legal, educativo, sanitario y sociocultural, por franjas de edad, así como recopilar información para elaborar un banco de datos que esté continuamente actualizado y sirva de base para desarrollar políticas de integración.

La diputada expuso las diferencias en salarios entre mujeres y hombres que desempeñan la misma actividad laboral, los mayores problemas de ellas para abandonar el desempleo o que trabajen «47 días al año gratis».

El Partido Popular incluyó en el texto definitivo de la propuesta que el Observatorio también vigile la violencia machista en la Región, porque «no podemos considerar una visión real de la desigualdad obviando su mayor expresión, que es la violencia».

Si te ha gustado este contenido, por favor, comparte.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
Buffer this page
Buffer